Los tiempos cambian y la letra también , en este post analizaremos las principales diferencias entre las caligrafías de principios de SXX y SXXI.

Escritura manuscrita de jaume Sabartés: Caligrafia del año 1927
Muestra de la escritura de Jaume Sabartés en una carta que escribe a Picasso en 1927.

Tras recibir el encargo del Museo Picasso de Barcelona para realizar un estudio longitudinal de 20 cartas manuscritas de Jaume Sabartés, entre los años (1905-1964), con motivo de la exposición, Sabartés por Picasso por Sabartés, h se me plateó la reflexión sobre los grandes cambios que ha sufrido la caligrafía y la escritura, en general,  si comparamos el grafismo de nuestros abuelos con el de nuestra época.  

Actualmente y en relación con el principio del S XX, existen nuevas estructuras familiares, y sociales, nuevos medios tecnológicos que han modificado la forma de nuestras relaciones, de nuestro trabajo, de recibir información, de leer libros, escuchar música, una sociedad llena de  constantes actualizaciones y todo ello a ritmo vibrante, lo que se refleja, como no, también en la forma en la que escribimos.

Muestras de escrituras de principios del S XXI.

La escritura del bisabuelo de mi amiga Isabel Alonso, alma mater de Supertocadas, sirve de inspiración para esta lista de las 5 grandes diferencias entre la caligrafía de nuestros abuelos y la nuestra: 

  1. MAYÚSCULAS: Nuestros abuelos, daban una gran, grandísima importancia la primera impresión, a las formas externas, al trato cortés, amable, educado y diplomático hacia los demás. De ahí que sus mayúsculassean ornadas, con espirales , ampulosas, grandes bucles y lazos. La caligrafía actual, se caracteriza por una mayúsculas de dimensión más pequeña y de trazos sencillos y simplificados. Sin adornos, no requieren tanto tiempo de ejecución, reflejan una sociedad, más directa,  que va mucho mas al grano y que no cuida tanto las formas externas, ni da tanta importancia , a priori, al “que dirán”.
  2. FORMAS CALIGRÁFICAS: las escrituras del principios del siglo pasado respetaban, en general, mucho más las formas caligráficas , como reflejo de una sociedad más tradicional y respetuosa de las normas aprendidas. Las escrituras actuales, en general, son más personalizadas, la desaparición de los ejercicios de caligrafía en las escuelas, los modelos caligráficos que se utilizan actualmente, son más simplificados y prácticos, carecen de formas tan ampulosas, que favorecen a la personalización y simplificación de las escrituras. A priori, identifican a individuos críticos con lo aprendido y capaces de discernir por si mismos a todos los niveles .
  3. CONECTIVIDAD DE LAS LETRAS: La caligrafía de los abuelos de la generación X, es ligada lo que implica un pensamiento basado en la lógica deductiva y una relaciones sustentadas en los vínculos afectivos, actualmente se observan, muchas escrituras desligadas, tipo script o imprenta, en algunas escuelas se enseña a través de ese modelo caligráfico, proyecta pensamiento analítico y relaciones basadas en el individualismo. 
  4. ÚTIL: Otra de las diferencias es el útil que se empleaba, en los primeros años de SXX, es habitual el uso de la pluma, actualmente la estilográfica es un elemento residual, se utiliza mayoritariamente bolígrafo.
  5. VELOCIDAD: Por último los que llama la atención es la velocidad de ejecución de la grafía. Nuestros abuelos se tomaban su tiempo para que las letras fueran bonitas y legibles, así cuidaban las formas externas, era una sociedad “slow”. Actualmente se pueden observar todo tipo de velocidad en las grafía pero, lo habitual es encontrar escrituras simplificadas, funcionales y con cierta rapidez, en muchas de ella se observa el estrés propio de nuestra sociedad. 

Así es como en nuestra sociedad, en muchas ocasiones, se sacrifica la forma, legibilidad, por la rapidez, es preferible ir rápido a ser comprendido… Esperemos que nos sirva de reflexión y en algún momento ser conscientes que no siempre ir más rápido es mejor.

M Cruz Barón.

Directora de Grafoproject.